¡Vuelta al hogar!

cleaning-1294860_960_720Desde que comenzó la crisis económica sabíamos que quienes íbamos más a padecer sus consecuencias éramos las mujeres.

Estamos dando pasos atrás en la conciliación del trabajo remunerado y las responsabilidades familiares. Según un estudio realizado por el Laboratorio de Sociología de la Universidad de Zaragoza, se afirma que hay un alto riego de que todo el cuidado familiar vuelva a recaer por completo en las mujeres, y que siga aumentado la desigualdad laboral entre mujeres y hombres.

¿Pasará la solución de esta crisis por cargar a las mujeres con tareas de cuidado de la familia, cuyo coste económico el Estado no puede o no quiere asumir? ¿Deberá volver las mujeres a las casas para liberar puestos de trabajo? ¿Se ha calculado cuánta in eficiencia puede suponer de nuevo la desigualdad entre mujeres y hombres? Estas son las preguntas que l@s autores de este estudio lanzan en sus conclusiones.

La conciliación sigue siendo una cuestión de las mujeres, tanto el cuidado de l@s menores, como l@s dependientes y l@s mayores. Se está reforzando el papel que históricamente nos han dado a las mujeres, el de CUIDADORAS.

Es el regreso a los planteamientos más conservadores y tradicionales, que dividen el trabajo y el tiempo desde la perspectiva de lo que corresponde por “naturaleza” hacer a los varones y a las mujeres. A los primeros el sustento económico de la familia y a las mujeres, el emocional, el de cuidadora y organizadora de la casa y la familia. Desde este post queremos transmitir una voz de alarma, puesto que los sectores más conservadores de la sociedad, están encantados en que las mujeres vuelvan a ocuparse exclusivamente de lo concerniente a la familia.

Todavía nos queda un largo camino por recorrer para que exista una verdadera conciliación entre mujeres y hombres, porque seguimos viendo que los colegios llaman a las madres cuando l@s niñ@s tienen un problema, y las consultas de los pediatras están habitualmente más concurridas de madres que de padres, pero esta situación puede ir igualándose y redistribuyéndose entre mujeres y hombres, o como está ocurriendo, recayendo aún más en las mujeres.

Como comenta una de nuestra socias, Purificación Díez, “las mujeres hemos puesto un pie fuera de la cocina, pero el otro sigue ahí”. A lo que yo la contesto, que ahora hay más peligro, pues sé quiere que nuevamente volvamos a poner los dos pies en la cocina y no salgamos de ahí, y no por voluntad propia como algunas voces expresan, sino por imposición de un sistema machista y patriarcal.

En definitiva, este estudio nos advierte que la crisis nos está dejando atrás a las mujeres en la incorporación y reincorporación al mercado laboral, en que la conciliación está volviendo en mayor medida a las mujeres, y que las políticas de igualdad se están reduciendo a un problema únicamente “económico”. ¡No lo permitamos!.

Muchas gracias, un saludo cordial

Carmen Castañón

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s